Toda organización busca ser rentable, es decir que su producción o sus beneficios, sean superiores a los costes y gastos; pero si sólo contemplamos este enfoque lo más seguro es que nuestra organización privada desaparezca y si es pública entreguemos productos y servicios cada vez de menos calidad. Para asegurar la sostenibilidad y competitividad de nuestra organización; los objetivos que se establezcan, deberán resolver las necesidades del segmento de clientes establecido; entregando productos y servicios de mejor calidad; lo cual requiere que articulemos la Estrategia y la Ejecución en armonía.

leer más